Nene dejá al maco

22 diciembre 2013 admin Historias

 

Poncho Zuleta

 

Poncho Zuleta hizo una invitación a una familia de clase alta de Barranquilla a su finca Mis Tamacas. Uno de los hijos menores de la señora que visitaba la finca, se encontraba apaleando los animales de monte que Poncho acostumbra criar en su famosa finca: entre estos, armadillo, guara, conejo, iguana, gallinetas, alcaraván, guardatinajas, ardillas, venaos, cuáquero, etc.

Poncho estaba intrigado, debido a que el travieso niño se paseaba por los alrededores de la finca, dándole garrote a los animales y la madre recostada desde una hamaca sanjacintera, sólo decía: ¡nene, dejá los animales nene!

Poncho continuaba con la intriga y rogaba a Dios que se le acercara a un “maco viejo” que tenía adiestrado para estos menesteres. La señora, desde la hamaca continuaba diciéndole: ¡nene, dejá los animales nene!; pero, no se movía a controlar al travieso muchacho.

En una de esas, el muchacho se acercó al maco y éste, de inmediato, le haló la vara que cargaba y atrayéndolo hacía el, le propinó un fuerte mordisco en la mano y fue la suficiente lección para que el necio muchacho soltara la vara y pegara un grito profundo. Poncho al sentir el llanto del niño, suspiró fuerte y con un llamado de atención en tono burlesco, decía: ¡maco, dejá al nene!, ¡dejá el nene, maco!

 

Cuentos de Poncho Zuleta,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Powered by WordPress. Designed by elogi.