Ahí vas paloma, de Chiche Maestre, no es un lamento

24 diciembre 2013 admin Historias

 

Jose Alfonso Maestre Molina

 

No es una oda a la tristeza, tampoco un grito de dolor, ni siquiera es un llamado; tan sólo es una carga de despecho. Eso es “Ahí vas paloma”, la canción que elevó a su máxima expresión la poesía del compositor José Alfonso “Chiche” Maestre, pero que igual, le dejó el alma llena de sinsabores.

El verdadero poeta no necesita emborracharse para inspirarse, ni requiere programarse para hacerlo. El verdadero poeta vallenato es aquel que convierte los sucesos cotidianos en poesías. Ese que llora cantando para olvidar las penas que no nunca cuenta, sino que canta con mucho sentimiento, cuando esas penas nacen del amor.

El “chiche” Maestre, es el prototipo de ese ser, que ama, que sufre, y que hace gemir su guitarra para que nadie lo olvide. José Alfonso, el hijo de Patillal, es el protagonista de muchas de esas historias cantadas que la gente quiere conocer. Y uno de esas es precisamente “Ahí vas paloma”, un clásico interpretado en la voz de Alfonso ‘poncho’ Zuleta, que partió en dos la historia de su vida desde el momento en que dijo:

“Yo he perdido por ti hasta mi suerte

yo he perdido por ti todos mis días

me propuse entenderte como fuera

pero no resultó vean que manera

de acabar con lo poco que tenía”

 

Su musa no es menos famosa que sus cantos. Es una mujer que un día se tropezó en el camino en la ciudad de Barranquilla, y le dijo con ese desparpajo que siempre la ha caracterizado: “Tú tienes canciones muy bonitas y dicen que has sufrido, entonces yo te voy a consolar”. Desde esa noche ese “huracán de sentimientos”, uno de los tantos nombres con los que él la llamó, le cambio muchos de los días que le faltaban por vivir al hijo de Elsa Molina y al hermano de ‘Rodo’ y ‘Tavo’ Maestre.

Como en los cuento de hadas, al comienzo todo fue lindo para los dos, pero únicamente para ellos; porque a medida que el romance iba creciendo y el chisme comenzó a extenderse desde Barranquilla hasta Valledupar, empezaron los inconvenientes de parte y parte. Pero ahí en ese instante, el amor lo podía y lo superaba todo. La ilusión apenas germinaba, y en ese punto, cualquier obstáculo así sea familiar, se puede sortear.

Casi sin darse cuenta, ella, la ‘Chata’ Riaño, la vallenata que había conquistado a ‘Curramba la Bella’, desde que se convirtió en la primera presentadora que tuvo nuestro Canal Telecaribe de la mano de su gerente José Jorge Dangond. Esa misma mujer que inspiró el canto, se encontraba comprometida para su segundo matrimonio con un muchacho romántico y pueblerino.

Y lo que pocos saben, es que antes del primer encuentro el destino se la atravesó a los dos, botándoles de una forma salvaje lejos de sus sueños, para que coincidieran en el punto exacto donde iniciarían un nuevo camino llevados de la mano; después que a él una princesa le había desmigajado el nido, y ella, una loca obsesión en forma de A, le había roto todos sus sueños.

Luego de la luna de miel, seguida del nacimiento del primogénito, José Alfonso ‘Junior’ y de dos lindas niñas, sumado al parto de muchas melodías que ella inspiraba, las cosas comenzaron a ser llamadas por su nombre. Mientras tanto, la segunda estrofa de la canción comenzaba a tener sentido en el alma del poeta.

 

“Yo sufrí hasta alcanzar pisar mi orgullo

yo pensé que tu vida era distinta

eres un huracán de sentimiento

me sentí enamorado tan contento

que hasta quise creerte tus mentiras”

 

Nunca hubo tales mentiras en el sentido que la gente lo interpretó. Las mentiras a las que el ‘Chiche’ se refería, están sintetizadas en la palabra desilusión.

Sin embargo la rabia es muy mala consejera y lo que desató sólo un instante de resentimiento en ese hombre, al que su corazón aún le palpitaba de amor, fue una vorágine de frases hirientes, que luego el mismo le puso un nombre en un programa de Telecaribe llamado ‘Confesiones’. Le llamó despecho.

 

“Ahí vas Paloma Ya rompiste hasta el alma de mi alma

buscando rumbo otro pecho otro amor otra herida

quién te detiene eres dueña del mundo que matas

hasta el más fuerte Tu deseo de venganza termina “

 

Las explicaciones ante semejante osadía, que nuestros hombres costeños aplaudieron en su momento, fueron dadas y hasta justificadas el día del famoso programa de televisión, que tuvo repetición, porque nadie se podía creer del ‘Valle’ a Patillal, que el ‘Chiche’ dijera que “Ahí vas paloma” nació de un instante de despecho, que lo llevó a sacar toda la rabia represada y a reconocer que nada de lo que hizo fue suficiente para recomponer lo que ya pendía de un hilo.

 

“Yo esperé hasta el final si es que cambiabas

tu manera de amarme con reproche

pero me fui imposible dominarte

todo lo que te di, tanto adorarte

se quedó en un rincón aquella noche “

 

Para entonces, el mundo se había enterado que una paloma le había rasgado al ‘Chiche’ Maestre, la piel del alma de una forma tan cruel y despiadada, según su relato, que el mismo dolor sirvió de alivio cuando siguió hiriendo sin querer, y deseándole males al ave viajera sin intenciones. Y digo sin intenciones, porque la nobleza de José Alfonso es tan grande, que un ser como él, no contemplaba la idea de ver morir lo que tanto había querido, así el despecho siguiera haciendo de las suyas cuando le auguró:

 

“Yo deseo que el destino te sea eterno

pa’ que puedes mirar tu propia estrella

pa´que nunca te mueras y tengas tiempo

de pode’ arrepentirte ante tu espejo

porque es tu vanidad ser la más bella”

 

Esa misma inquietud, fue la que un día cualquiera también quedó despejada, al preguntarle a José Alfonso Maestre, Qué sintió en ese instante en que le avisaron que la ‘Chata’ Riaño, permanecía en estado de coma y a punto de morir en una clínica en Valledupar, a raíz de un accidente automovilístico. “Yo oré y le pedí a Dios que no se muriera”, expresó.

 - ¿Eso fue para que tuviera tiempo de arrepentirse ante su espejo?

- “No, Jamás. Quería que siguiera viva, por mis muchachitos y porque ella aún tenía mucho para darle al mundo de su talento”, respondió. Insistí, por un si acaso.

 -¿Sólo por eso?

-”Además porque fue una mujer que quise mucho y no me arrepiento”.

Fue tal la contundencia de esa razón, que preferí no revolver las aguas de ‘La Malena’, esa fuente de agua pura, de la cual se nutre la sensibilidad y la inteligencia de los poetas de Patillal.

elvallenato.com

.

Audios

Ahí vas paloma – Los Hermanos Zuleta – Siempre vallenato [1996]

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Ahí vas paloma – Jose A. Maestre & Cesar Valbuena – Diez años [2000]

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

 

Ahí vas paloma, Chiche Maestre,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Powered by WordPress. Designed by elogi.